El presidente de la aerolínea nacional de Portugal dijo el lunes que pondera pedir a las autoridades que ordenen que suspendan los vuelos de todos los drones en el país, luego de incidentes en que esos aparatos se acercaron peligrosamente a aviones comerciales.

Si los drones “siguen ingresando al espacio aéreo, vamos a tener que pedir que se queden en tierra”, dijo el presidente de TAP Air Portugal, Fernando Pinto.

Ese pedido pudiera desatar un movimiento mundial contra los aparatos, dijo a la radio portuguesa TSF.

En todo el mundo, el número de incidentes con drones y aviones comerciales ha aumentado drásticamente en los últimos años con el incremento de la popularidad de esas aeronaves de control remoto.

Un avión de TAP con 74 pasajeros a bordo casi chocó con un dron cuando se acercaba al aeropuerto de Lisboa el domingo por la noche, dijo la compañía de control de tráfico aéreo NAV. El dron se acercó a 50 metros (165 pies) del ala derecha cuando el avión estaba a una altitud de 900 metros (2,900 pies), dijo la prensa portuguesa.

A diferencia de otros aeropuertos principales europeos, el aeropuerto de Lisboa está dentro de la ciudad. Los aviones vuelan a baja altura sobre los edificios del centro cuando aterrizan y una pérdida de control pudiera lanzar un avión a un área densamente poblada.

Pinto dijo a la televisora púbica RTP que le gustaban los drones, pero añadió: “Debido al comportamiento irresponsable de algunos _y hablo en el contexto europeo y global_ los drones son usados de forma muy mala y muy peligrosa y eso nos preocupa”.

Por ley, los drones pueden ser volados a una altura máxima de 120 metros (400 pies) y deben mantenerse lejos de aeropuertos.


Source link

Leave a Comment

×