Estados Unidos va a declarar a China entre los peores infractores del mundo en tráfico humano y trabajo forzado, colocándola junto a países a los que ha criticado durante largo tiempo como Irán, Corea del Norte y Siria.

La designación, que se espera se anunciada formalmente por el secretario de Estado, Rex Tillerson, el martes, podría agravar más las tensiones entre Washington y Beijing en un momento en que el presidente Donald Trump busca involucrar al presidente chino, Xi Jinping, en un esfuerzo para cortar el desarrollo de armas nucleares en Corea del Norte.

Antes de que la medida se convierta en oficial, el ministro de Relaciones Exteriores chino, Lu Kang, dijo que China se opone enérgicamente a la “conversación irresponsable” de EE.UU. y que China está dispuesta a fortalecer la cooperación en la lucha contra el tráfico humano con todos los países.

No estaba inmediatamente claro qué llevó a Tillerson a rebajar a China en la evaluación anual del Departamento de Estado sobre tráfico humano que cubre más de 180 países. El informe del año pasado dice que Beijing no estaba haciendo lo suficiente para “disminuir el trabajo forzado patrocinado por el Estado” y no cumplió con los “estándares mínimos” para luchar contra el tráfico humano, aunque estaba logrando progreso.

El informe 2017 considera a China como un infractor categoría 3 en tráfico humano y trabajo forzado, el ranking más bajo, de acuerdo con funcionarios familiarizados con la calificación. El informe de 2016 colocó a China en la categoría 2, una lista de observación, cuyos integrantes merecen especial atención


Source link

Leave a Comment

×