La construcción de la carretera que unirá, por fin, a Badiraguato, en la sierra sinaloense, y a Parral, Chihuahua, atiende a los reclamos de desarrollo de la zona serrana, pero también a una demanda urgente realizada por los estrategas del Ejército mexicano.

 

La guerra al narcotráfico mantiene destacamentos militares en cada una de las zonas clave en Sinaloa, Durango y Chihuahua.

 

Cabeceras municipales como San Ignacio, Sinaloa, y Tayoltita, Durango, tienen presencia permanente de los militares, lo que permite una paz tensa en las comunidades, pero al fin paz, un delicado equilibrio de fuerzas que, por lo menos, garantiza que las comunidades no se desmoronen y terminen siendo abandonadas ante el embate de la violencia, siempre impredecible.

 

El Triángulo Dorado que comparte zonas de Sinaloa, Durango y Chihuahua no sólo mantiene presencia militar de manera permanente, sino que es un destacamento que ni siquiera tiene relación de mando con la Tercera Región militar.

 

Sus comandantes reportan directamente a la Ciudad de México para evitar problemas de filtraciones.

 

En los último años, los militares han pedido reiteradamente que se les construya una carretera que les permita trasladarse entre Sinaloa y Chihuahua, algo que les facilitaría sus labores de vigilancia y control de la zona.

 

Y parece que por fin les cumplirán. Es cierto, la carretera también acerca a comunidades tradicionalmente aisladas, con todo lo positivo y negativo que esto pueda acarrear. 

 

Después de terminado este tramo, en el que se invertirán 300 millones de pesos, de entrada, quedará pendiente unir a Culiacán con Durango, otro viejo clamor de la zona y proyecto que podría cambiar diametralmente la lucha contra la delincuencia organizada.

 

La apuesta no es sencilla, hablamos de las montañas del corazón de la sierra sinaloense, un obstáculo que exige recursos desproporcionados cuando se intenta vencer.

 

 

Sin embargo, el dinero y los recursos humanos se pueden conseguir, la voluntad de nuestras autoridades a veces es más difícil de encontrar.

También de este autor..


Source link

Leave a Comment

×