La familia de un conductor de Uber que fue acuchillado a muerte por una pasajera, demandó a la tienda Walmart y al servicio de seguridad del establecimiento; las autoridades dijeron que la mujer robó el machete y el cuchillo que usó para asesinarlo, momentos antes del ataque.

La familia de Grant Nelson presentó la demanda en la corte del condado de Cook el lunes contra Walmart y las dos compañías encargadas de la seguridad para la tienda de Skokie. Las autoridades alegan que Eliza Wasni, de 16 años, robó el machete y el cuchillo de Walmart a las tres de la madrugada del 30 de mayo, luego abordó el auto de Nelson, lo atacó y apuñaló a muerte, reportó el Chicago Tribune.

La demanda por muerte injusta dice que las fuerzas de seguridad de Walmart fueron negligentes porque no detuvieron a Wasni, ni le preguntaron ni le pidieron el recibo antes de salir con las armas.

De acuerdo con la demanda, dos empleados o contratistas de Walmart estaban en la puerta cuando Wasni salió, y pasó a pocos metros de ellos.

Una mujer de 16 años fue acusada como adulta por el homicidio del conductor de Uber en ese suburbio de Chicago.

La policía de Lincolnwood dijo que sus agentes acudieron al lugar de los hechos debido al reporte de que un hombre pedía ayuda a gritos y encontraron a Nelson, de 34 años, con varias heridas de cuchillo. Nelson dijo que era conductor de Uber y que la pasajera lo había atacado con un cuchillo cuando llegaron a su destino, señaló la Policía.

Los agentes localizaron a Wasni, atrás de un edificio cercano en posesión de dos armas que creen utilizó en la agresión, señaló la Policía. La adolescente declinó hacer declaraciones, agregó.

Nelson falleció en un hospital cercano horas después.

Representantes de Uber dijeron que la compañía colaboraba con la Policía a fin de facilitar cualquier información relevante para la pesquisa.

“Estamos destrozados por la pérdida de uno de nuestros socios”, dijo Uber en un comunicado.

“Nuestra más profunda solidaridad y oraciones están con su familia y sus seres queridos en este momento increíblemente difícil”.

La hermana de Nelson, Alex Nelson, dijo que su hermano era una buena persona.

“No era una persona vengativa”, señaló Alex Nelson. “No era una persona cruel. No merecía esta suerte”.

El homicidio es el primero ocurrido en Lincolnwood desde 2006, según la Policía.

—Con información de AP


Source link Original

Leave a Comment

×