Las acciones del sector tecnológico se desplomaron el martes por varias causas y se colocaron entre las que más retrocedieron en los mercados bursátiles de Estados Unidos, luego de una jornada que en su mayor parte tuvo un intercambio inestable.

Los papeles de las compañías de telefonía y de servicios públicos estuvieron entre las que más perdieron, después de que una ola de venta de bonos hizo que los rendimientos se dispararan. Los bancos resistieron el declive general del mercado en medio de las crecientes expectativas de un aumento de las tasas de interés. Los precios del petróleo subieron por cuarto día consecutivo.

Los acontecimientos vespertinos en Washington ayudaron a animar a los inversionistas a deshacerse de muchas acciones. Los líderes republicanos en el Senado decidieron retrasar la votación de un proyecto de ley para reformar el seguro de salud hasta después del receso legislativo por el 4 de julio, Día de la Independencia en Estados Unidos.

“El retraso en la votación por el cuidado de la salud agregó un poco a la inquietud”, explicó Sean Lynch, codirector de estrategia bursátil global en el Wells Fargo Investment Institute. “Simplemente preocupa que parte de este ruido político complique las probabilidades de una posible reforma tributaria, la reforma al seguro de salud pública y otras medidas de política que podrían impulsar la economía”, añadió.

El índice Standard & Poor’s 500 cayó 19,69 puntos (0,8%) para cerrar en 2.419,38 unidades. El promedio industrial Dow Jones cayó 98,89 puntos (0,5%) a 21.310,66. El compuesto Nasdaq perdió 100,53 puntos (1,6%) y concluyó en 6.146,62.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 2,20% desde el 2,13% del lunes.

La venta de bonos se desató el martes luego de que los inversores conocieron las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, quien expresó su optimismo sobre el futuro de la economía de la eurozona de 19 países. Aunque Draghi no dijo que el BCE estaba dispuesto a reducir las medidas de estímulo en la zona, los inversores tomaron sus declaraciones como una señal de que podría aproximarse un cambio de política en los próximos meses.

También en respuesta a las declaraciones de Draghi, las bolsas europeas cerraron a la baja y el euro subió.

El DAX de Alemania cayó un 0,8%, mientras que el CAC 40 de Francia cayó un 0,7%. El FTSE 100 de las principales acciones británicas cayó un 0,2%.

El dólar estadounidense subió a 112,15 yenes desde los 111,89 yenes del lunes. El euro se fortaleció a 1.1347 dólares desde los 1,1181 del lunes.


Source link Original

Leave a Comment

×