El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y sus aliados intensificaron sus esfuerzos por aprobar la reforma al sistema de salud elaborada por su partido, aun en medio del anuncio que un quinto senador republicano no la apoya tal como está.

El plan republicano perdió el viernes otro voto clave, cuando el senador

Dean Heller, de Nevada, se convirtió en el quinto legislador que anuncia su oposición a la propuesta para reemplazar la Ley de Cuidado Asequible u Obamacare, como se la conoce más comúnmente.

“No es la respuesta, sencillamente no es la respuesta”, dijo Heller. “De la forma como está escrita, no la apoyaré”, afirmó.

Heller busca la reelección en 2018 en su estado de mayoría demócrata, que Hillary Clinton ganó en las elecciones del año pasado.

Lea también: Republicanos presentan plan de salud pero no todos lo apoyan

La propuesta, que fue formulada en absoluto secreto por 13 senadores republicanos, fue dada a conocer el jueves por el líder de la mayoría en el senado Mitch McConnell. El mismo día, cuatro senadores del partido expresaron su oposición al plan de la forma como está escrito.

Los senadores Ted Cruz, Ron Johnson, Mike Lee y Rand Paul emitieron un comunicado haciendo el anuncio, pero aclarando que siguen abiertos a votar por el proyecto legislativo después de que haya más negociaciones y obtengan más información.

Trump llamó el viernes por teléfono a varios senadores republicanos para sumar apoyos y reconoció que afronta un “camino muy, muy estrecho” para su aprobación.

Funcionarios de la Casa Blanca dijeron que Trump se contactó con el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, y con otros legisladores, para indicarles que se podrían hacer cambios a la propuesta. La reforma reduciría las ayudas a los pobres y suprimiría un impuesto a los ricos.

La propuesta busca cumplir una promesa central de la campaña de Trump de “derogar y sustituir” la ley de 2010 que se aprobó bajo el mandato de Obama y que expandía la cobertura sanitaria a millones de estadounidenses.

Tras el rechazo de los cuatro senadores, su destino se tornó incierto, ya que dejó a los republicanos sin votos suficientes para su aprobación.

Los demócratas, por el contrario, están unidos en su oposición a la medida, elaborada en secreto por un grupo liderado por McConnell. Los republicanos consideran la Ley de Salud Asequible de Obama como una costosa intromisión del gobierno en un mercado privado.

El jueves, Obama escribió en Facebook que “si hay alguna posibilidad de que enfermes, envejezcas o formes una familia, este programa te hará daño”.


Source link

Leave a Comment

×