El grupo Estado Islámico hizo estallar un sitio histórico en Mosul, Irak, la famosa mezquita al-Nuri del siglo XII con su icónico alminar inclinado, conocido como al-Hadba, desde donde el líder de ISIS proclamó el califato hace casi tres años.

La explosión destruyó otra inestimable pieza de la herencia cultural iraquí, pero también envió un fuerte mensaje a las fuerzas de la coalición encabezada por Estados Unidos y las tropas iraquíes que se aceran al último baluarte de ISIS, en el barrio de la ciudad vieja de Mosul.

El Ministerio de Defensa de Irak dijo que los militantes detonaron explosivos colocados dentro de l as estructuras el miércoles por la noche. El primer ministro, Haider al-Abadi, dijo en Tweeter el jueves que la destrucción era una admisión por parte de los militantes de que están perdiendo la lucha por la segunda ciudad más importante en Irak.

“El ataque de Daesh al alminar al-Hadba y la mezquita al-Nuri es una declaración formal de su derrota”, dijo al-Abadi, usando el acrónimo árabe del grupo Estado Islámico.

“Es un golpe, un gran golpe real”, dijo a la Associated Press Amir al-Jumaili, professor de la Universidad de Arqueología de Mosul.

La mezquita al-Nuri, que también es conocida como la Gran Mezquita de Mosul, es donde el líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi, hizo una poco común aparición en público para declarar un llamado califato en el verano de 2014, poco después que Mosul fuera tomara por los militantes.

El alminar que se inclina como la Torre de Pisa en Italia, ha sido erigido hace más de 840 años.


Source link

Leave a Comment

×