La policía federal de Brasil tiene evidencia de que el presidente Michel Temer recibió sobornos a cambio de ayudar a empresas, dijeron el martes autoridades, lo que representa una nueva amenaza de que el mandatario pudiera ser suspendido del cargo ante un posible juicio por corrupción.

Temer ha estado bajo investigación debido al testimonio de Joesley Batista, de la compañía empacadora de carne JBS, quien involucró al presidente y a un asistente con sobornos, incluido el supuesto aval del mandatario para entregar dinero al ex presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha a cambio de su silencio.

Temer ha negado haber hecho algo ilegal e insiste en que no renunciará.

Si el fiscal general de Brasil está de acuerdo con la afirmación de la policía federal, el Congreso decidirá si Temer debe ser investigado por el Supremo Tribunal Federal, que es el único organismo que puede investigar formalmente al presidente. Si dos terceras partes del Congreso votan a favor de permitir la investigación, Temer sería suspendido del cargo mientras se lleva a cabo el juicio.

En un reporte publicado el martes por el máximo tribunal de la nación, los investigadores de la policía federal dijeron que tienen evidencia suficiente de que se pagaron sobornos como para garantizar una investigación a Temer por “corrupción pasiva”, el cargo en Brasil para el acto de aceptar sobornos. El documento señaló que Rodrigo Rocha Loures, ex asistente de Temer, recibió directamente sobornos de JBS en representación del presidente.

Un video publicado con anterioridad realizado por los investigadores muestra a Loures cargando una maleta con aproximadamente 150.000 dólares en efectivo presuntamente enviados por JBS al mandatario. Loures entregó más tarde la maleta y la mayor parte del dinero a la policía federal de Brasil, dijeron las autoridades.

El reporte de la policía federal señaló que Temer se ha negado a responder preguntas de los investigadores relacionadas al caso.

“Ante el silencio de la máxima autoridad de la nación y de su ex asistente especial, la evidencia obtenida de la información en esta indagatoria permanece sin cambio e indica, con vigor, el delito de corrupción pasiva”, subraya el reporte.

El fiscal general Rodrigo Janot había dicho en mayo que había suficientes indicios de actos ilegales por parte de Temer como para ser investigado por corrupción y obstrucción de la justicia.

El presidente está siendo investigado por tres presuntos delitos: corrupción, obstrucción de la justicia y de ser miembro de una organización criminal.

Temer, cuyos índices de popularidad han caído debajo del 10%, está en Rusia en uno de sus pocos viajes al extranjero desde que asumió la presidencia hace un año después de la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff para realizarle un juicio político, lo cual llevó a su destitución permanente. Temer tiene agendada una conferencia de prensa conjunta con el presidente ruso Vladimir Putin el miércoles.

El esfuerzo de Temer para implementar medidas de austeridad y reformas económicas recibió un golpe el martes en el Congreso cuando una comisión del Senado rechazó sus propuestas de relajar las leyes laborales de Brasil. La iniciativa de ley sobre la materia, sin embargo, no fue anulada y será sometida a votación en el pleno de la cámara alta.


Source link

Leave a Comment

×