Las fuerzas de seguridad que operan en Misiones intensificaron los controles sobre rutas y caminos secundarios en busca del narco piloto que se tiroteó en San Antonio de Areco con Gendarmería y abandonó la aeronave con 455 kilos de marihuana.

Informes de inteligencia advirtieron que el prófugo es un hombre de 33 años que se movilizaría en un Ford Focus que estaría radicado en Berazategui. El piloto, que es argentino, habría partido hacia el Norte horas después de abandonar la avioneta en un campo de San Andrés de Giles y huir hasta Luján en un remís.

Mirá también

Otro aterrizaje narco en un campo a 130 km del Obelisco: llevaba 455 kilos de marihuana

La hipótesis que manejan los investigadores es que el piloto intentaría llegar a Paraguay, lugar desde donde había partido el domingo con la carga de marihuana en el Piper PA-23-35 con matrícula uruguaya CX-BDR.

La aeronave no es desconocida en la región. El 10 de febrero pasado realizó un aterrizaje de emergencia en un precario aeródromo ubicado a 40 kilómetros de la ciudad paraguaya de Encarnación.

El piloto -sería el mismo que ahora es buscado en Argentina- alegó problemas mecánicos y exhibió ante la Policía Nacional un documento de la Dirección de Aviación Civil de ese país que autorizaba la permanencia de la aeronave en territorio paraguayo.

Mirá también

El piloto de la avioneta narco se escapó en remis y le dio 400 dólares al chofer

El piloto dijo que viajaría hacia Brasil y enviaría un mecánico para realizar las reparaciones necesarias para que el Piper pudiera volver a estar operativo. Cuatro meses después, esa misma avioneta fue utilizada para el transporte de casi media tonelada de marihuana.

Si bien el informe de inteligencia hace referencia a un posible desplazamiento por la ruta nacional 14, las fuerzas también decidieron ampliar los controles a caminos secundarios.

El procedimiento que se realizó el domingo pasado y fue el resultado de una investigación realizada por el fiscal federal de Formosa Luis Benítez. Los gendarmes, que ya conocían el campo donde iba a aterrizar la aeronave, vigilaron la zona durante diez días hasta que finalmente el Piper arribó con la carga de droga.

Mirá también

Secuestran una avioneta en Chaco y la relacionan a la banda narco mexicana

Mientras un grupo de personas bajaban los panes de marihuana, el piloto reponía combustible para emprender el regreso a Paraguay. Fue en ese momento que los gendarmes intervinieron para detener a los narcos.

Sin embargo, el piloto abordó la aeronave y alcanzó a despegar bajo una lluvia de balas. El escaso combustible lo obligó a aterrizar unos 30 kilómetros más adelante, donde dejó la aeronave con la ayuda de los lugareños, que creyeron que había sufrido un desperfecto mecánico.


Source link Original

Leave a Comment

×