Mujeres que trabajan en torno a la Ley de Paridad señalan su preocupación por la persecución de la que está siendo víctima la teniente Carmen Quinteros, quien fue sancionada por pedir a sus superiores respeto a su etapa de lactancia.

Mujeres con liderazgos en los partidos y movimientos políticos que trabajan en torno a la Ley de Paridad se pronunciaron este sábado a través de un comunicado con relación al caso de la teniente de fragata Carmen Quinteros, expresando su preocupación por la persecución de la que está siendo objeto por parte de la cúpula de la institución donde presta servicio.

Fue ante la nueva resolución dada esta semana por la justicia militar, en la que se condena a la teniente a 45 días de prisión, por “falta de disciplina al haber acudido a la justicia ordinaria”.

La teniente de fragata Carmen Quinteros reclamó buenas condiciones para el amamantamiento de su niño luego de haber sido trasladada y estar cumpliendo guardias extensas; ambas situaciones dificultaban que el amamantamiento se realizara en condiciones óptimas. Sus superiores denegaron su pedido de restitución a su lugar de trabajo y desafectación de las guardias.

La teniente acudió a la justicia ordinaria donde una jueza ordenó las medidas correspondientes beneficiando el pedido de la militar pero la orden no fue cumplida por la institución. Por el contrario, la teniente fue enjuiciada y condenada a prisión.

El caso tomó estado público y hubo numerosas expresiones y acciones de apoyo a la teniente Quinteros lo que pareció derivar en una comprensión de la cúpula militar sobre el derecho de la mujer y su niño, al punto de que se ordenó la construcción de salas maternales en las dependencias de las Fuerzas Armadas.

Al respecto, el comunicado recuerda que la Constitución Nacional y las leyes de nuestro país protegen la maternidad y los derechos de la madre y del niño por lo que la cúpula militar no puede estar exenta de cumplir lo que dispone nuestra normativa. Sugieren que la justicia ordinaria debe tomar cartas en el asunto.

Agrega que “la nueva resolución de la justicia militar constituye un ensañamiento con una mujer que defendió sus derechos y los de su niño, y es una muestra de autoritarismo y machismo en una institución que debiera implementar los mecanismos para superar las situaciones de exclusión y desigualdad de las mujeres en su seno”.

En este sentido, exige “el cese de la persecución a la teniente Quinteros, la revocación de la orden de prisión y la provisión de todas las garantías necesarias para que la teniente y su niño ejerzan plenamente todos sus derechos”.


Source link

Leave a Comment

×