Desde hace un mes, Radamel Falcao García Zárate está concentrado en dos objetivos: ayudar a clasificar a la Selección Colombia al Mundial de Rusia y salir bien librado del millonario juicio que se le sigue en España por la presunta evasión de impuestos de más de 5,6 millones de euros, 17.000 millones de pesos. 

La Fiscalía de España dice tener evidencia de que el ‘Tigre’ incurrió en un fraude tributario entre 2012 y 2013, cuando suscribió un contrato con el Atlético de Madrid.

Lo acusan de usar, en esa época, un entramado de sociedades en Colombia, Islas Vírgenes Británicas, Panamá e Irlanda para dejar de pagar impuestos sobre sus derechos deportivos, es decir, todo lo que se ganó por publicidad, mercadeo y patrocinios no solo como jugador del club colchonero sino también de la Selección Colombia.

Según el expediente, al cual tuvo acceso EL TIEMPO, una de las pistas de los investigadores los llevan directamente a la empresa Business Tiger S. A. S., de la que allá solo se tienen dos datos: que queda en Colombia y a través de ella el ‘Tigre’ movió 595.400 euros, que según el fisco español no fueron declarados.

Así consta en la querella que la Fiscalía le envió al juzgado de instrucción de Pozuelo de Alarcón, un municipio perteneciente a la comunidad de Madrid.

La Agencia Tributaria española sostiene que el 3 de enero de 2011, Falcao “suscribió un contrato por el que simulaba la cesión de sus derechos de imagen a la sociedad Business Tiger S. A. S., con domicilio social en Colombia”.

La discusión jurídica gira en torno a si Falcao, por estar domiciliado en España, también tenía que tributar en ese país por los negocios que hacía en Colombia y en otros lados, en torno a su imagen deportiva.

EL TIEMPO buscó quienes están detrás de esa compañía y estableció que sus directivos son la argentina Lorelei Dahiana Tarón, esposa de Falcao, y Román Zátare, tío del ‘Tigre’. Además, que al momento de firmar la cesión de la que hace referencia la querella de la Fiscalía, la firma aún no estaba legalmente constituida.

En efecto, la Business Tiger S. A. S. que existe en Colombia fue creada el 18 de octubre de 2011 por Luis Fabricio Vargas Restrepo y Roman Zárate Olaya. Este último, un abogado de 64 años, es tío materno de Falcao, ha trabajado en empresas de salud e, incluso, en el club de fútbol Santa Fe, cuando el padre del ‘Tigre’ estuvo en la plantilla albiroja.

Business Tiger inició labores con un capital de 20 millones de pesos y tenía como objeto la “explotación de imagen para publicidad en cualquier medio” y “eventos deportivos y comercialización de ropa deportiva”.

A los ocho meses, recibió una primera inyección de capital de 380 millones de pesos, y, sin que aparezcan documentos de venta, el 4 de julio de 2012, Falcao se convirtió en su único accionista, presidente y secretario. No obstante, su tío Román seguía fungiendo como gerente y representante legal.

De hecho, ese día se hizo una reunión extraordinaria de accionistas en un salón del hotel Dann Carlton de Bogotá, en donde se oficializó el traspaso de acciones. En ese momento, el ‘Tigre’ llevaba 11 meses en el Atlético de Madrid y había trasladado su domicilio fiscal a Pozuelo de Alarcón.

El caso se lleva en España, y son ellos quienes se deben pronunciar

Junta en Chía

Meses después empezaron a aparecer otros personajes en la compañía colombiana, entre ellos la esposa de Falcao, quienes podrán ser llamados tanto por los investigadores españoles como por las autoridades fiscales de Colombia para aclarar qué rol cumple esa compañía dentro del escándalo.

Ya con la camiseta del Manchester United, Falcao viajó a Colombia el 24 de mayo de 2016 y citó a una reunión urgente de los directivos de su empresa.

La junta se hizo en su casa del exclusivo conjunto residencial Santa Ana de Chía II hacia las 10 de la mañana. Entre las decisiones que tomó el astro colombiano estuvo la de sacar a Luis Fabricio Vargas del cargo de gerente y representante legal suplente y nombrar a su esposa Lorelei Dahiana Tarón, una cantante a quien había conocido en una iglesia evangélica en Buenos Aires cuando jugaba en River Plate.

Ya con Lorelei entre los directivos, Falcao hizo una nueva capitalización por 3.280 millones de pesos.

El aumento de capital quedó oficializado en un acta firmada por el ‘Tigre’ el 30 de septiembre de 2016, cuando las autoridades españolas ya estaban rastreando sus pagos fiscales. Ese día nombró como presidente de su empresa a Sergio Álvarez Peñalosa, un joven de Ibagué que tiene en sus redes una foto con Falcao y que se abstuvo de hablar.

El caso del ‘Tigre’ interesa a la fiscalía española, pues el jugador colombiano ha sido hasta ahora el único que ha aceptado que detrás del entramado financiero con el que manejaba esa parte de sus ingresos estaba su agente Jorge Mendes. El portugués, quien también representa a superestrellas investigadas como Cristiano Ronaldo y José Mourinho, e inspeccionadas, como los colombianos James Rodríguez y Jackson Martínez, negó cualquier asesoría tributaria a los jugadores enredados por el fisco. Pero aceptó que intervenía en la inversión de los dividendos.

Y hace cuatro días, Mendes admitió ser el dueño del 62 por ciento de la sociedad irlandesa Polaris, una de las involucradas en los movimientos de dinero de Falcao. Además, aceptó que uno de los directivos de otra de las firmas indagadas, Multisports & Image Management Limited (MIM), es un empleado suyo. Se trata de Andy Queen, quien, a través de MIM, obtuvo los derechos deportivos de algunos pupilos de Mendes hoy bajo investigación.

Los otros dos eslabones del entramado societario que se rastrea en el caso de Falcao son la empresa Fardey Overseas, domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas, y su dueña, la panameña Mandrin Nominees S. A. EL TIEMPO estableció que esta última fue creada el 31 de agosto de 2010, cuando Falcao jugaba en el Porto.

La firma Baker McKenzie, que lleva el caso de Falcao en España, le dijo a EL TIEMPO que si bien las autoridades tributarias de este país sí han preguntado por la sesión de derechos a Business Tiger, Falcao ha explicado que pagó los respectivos impuestos en Colombia.

Y agregaron que en la investigación de la Fiscalía, esa compañía no forma parte del objeto principal del proceso: “Al tratarse de rentas que debían tributarse en Colombia, nada tiene que ver con los hechos investigados en España”, dicen en un comunicado a EL TIEMPO.

Por su parte, Román Zárate, tío del ‘Tigre’, le dijo a EL TIEMPO: “El caso se lleva en España, y son ellos quienes se deben pronunciar”.

En cuanto al ‘Tigre’ Falcao, se sabe que estaría buscando un acuerdo con la Agencia Tributaria y, según ha informado la prensa española, admitiría anomalías en el manejo de su imagen por 822.000 euros.

Sin embargo, el jugador samario es enfático en que, en 2013, no era residente fiscal en España, pues a mediados de ese año fue transferido al Mónaco. Por lo tanto, no debía declarar los otros 4,8 millones de euros por la explotación de su imagen deportiva.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com


Source link Original

Leave a Comment

×