Según Cormillot, esta “línea dura” fue la que promovió el año pasado una nueva guía de alimentación para los argentinos donde se desaconseja el consumo de los edulcorantes: “Entonces uno se pregunta: ¿quién está bancado por quién? Para prohibir los edulcorantes, que están aceptados en todo el mundo, vos tenés que estar bancado por alguien; por la indistria del azúcar. ¿Quiénes son para decir que los edulcorantes son alimentos ultraprocesados, que es una palabra que no existe? ¿Quién es aliado de quién? Al pedo me llamaron“.


Source link Original

Leave a Comment

×