Una corte militar jordana declaró culpable a un soldado de asesinar a tres entrenadores militares estadounidenses en un tiroteo el año pasado.

La corte anunció su veredicto el lunes, indicando que sentenció a Marik al-Tuwayha a prisión perpetua con trabajo forzado.

El jordano se declaró inocnete. Su abogado dijo que la defensa respeta la decisión de la corte, pero el veredicto será apelado.

Los tres soldados integrantes de la unidad de fuerzas especiales del Ejército de EE.UU. “Green Berets” fueron asesinados el 4 de noviembre de 2016, mientras su convoy esperaba en la puerta de una base militar jordana.

Jordania dijo inicialmente que los estadounidenses desencadenaron el tiroteo al desobedecer las reglas de ingreso, una afirmación que fue rectificada posteriormente.

Los familiares de los soldados muertos estuvieron en la corte el lunes. Varios habían criticado previamente el manejo que hizo Jordania del caso y dijeron que la máxima sentencia posible de cadena perpetua no era bastante severa, pidiendo la pena de muerte


Source link

Leave a Comment

×